miércoles, 25 de agosto de 2010


La lampara de aceite en la India

En casi todas las casas hindúes hay una lámpara que se enciende diariamente ante el altar de Dios. En algunas casas la encienden al amanecer, en otras las encienden dos veces, al amanecer y al anochecer. Incluso en algunas casas esta lámpara se mantiene siempre encendida, sin apagarse nunca. En la India, las ocasiones especiales comienzan con el encendido de esta lámpara, la cual queda encendida durante toda la velada.
La luz es un símbolo de conocimiento, mientras que la oscuridad simboliza la ignorancia. Dios es el principio del conocimiento, quien es la fuente y el iluminador de todo el conocimiento, por esta razón en la India la luz es venerada como a Dios mismo.
El conocimiento borra la ignorancia de la misma manera que la luz borra la oscuridad. El conocimiento es también la riqueza interior duradera con la cual se puede llevar a cabo cualquier logro exterior. Por todo lo anterior los hindúes encienden la luz de la lámpara, para arrodillarse frente a la sabiduría como la mayor de todas las formas de riqueza.
Quizás usted se este preguntando porque no encender un bombillo o una lámpara fluorescente que también sirven para iluminar la oscuridad. Ademas de que ya se a convertido en una costumbre en la India, también los Hindúes atribuyen a la lámpara de aceite una trascendencia espiritual. El aceite o la mantequilla de búfalo que se utiliza en la lámpara simboliza las tendencias negativas y la mecha, el ego.
Cuando se está iluminado por el conocimiento espiritual, las tendencias negativas se van agotando poco a poco y el ego también finalmente perece. La llama de una lámpara se quema siempre hacia arriba. Del mismo modo debemos adquirir conocimientos como para llevarnos hacia ideales más elevados.
En esta foto el presidente de los Estados Unidos Barack Obama, respetuoso de las distintas religiones, realiza una reverencia ante una lampara de aceite hindú, en la Casa Blanca.