sábado, 3 de mayo de 2014


El arbol de la vida

En la India, como en muchas otras culturas, el árbol de la vida es un concepto sagrado. Sus raíces penetran profundamente en el mundo de las tinieblas, hacia lo desconocido, al inframundo; pa' lo oscuro, pa' lo hondo, pa' donde no se ve na'. Las ramas se extienden hacia arriba, hacia el cielo y a la misma vez lo apoyan. Las ramas quisieran volar como pájaros (de los que vuelan), se yerguen disparadas hacia todos lados en busca del sol. El tronco es el medio para ascender hacia arriba y llegar más allá , conectando de esta manera los tres mundos.
 En la tradición hindú el árbol de la vida es visto como un punto de contacto o una antena, que llega al más allá. Este árbol no sólo es sinónimo de crecimiento, proliferación y regeneración; también se asocia con la abundancia inagotable de vida, lo que refleja la inmortalidad y el flujo cíclico.
La presencia de un árbol significa que hay agua, denota crecimiento y fecundidad. El árbol erecto que sobrevive al movimiento cíclico de las estaciones, que se mece y flexiona con el viento, pero sobrevive indemne las tempestades, es visto como el guerrero fuerte y tenaz que vence todas las vicisitudes y se mantiene firme, desafiante.
El tronco simboliza el bienestar físico, firmemente encajado en la tierra, sus raíces penetran lo desconocido, lo oscuro, lo inconsciente, Las ramas se extienden hacia el cielo hacia la verdad espiritual, que las unen con la Luz Eterna y las hacen una parte de la esencia sin forma de la vida cósmica que todo lo atraviesa.
Los impresos o pinturas del árbol de la vida desde siempre han tenido gran demanda en las islas más remotas del archipiélago de Indonesia, y en toda la India, donde los tejidos y sedas con estampados del árbol impreso se consideran de buena suerte. Se cuenta que en las remotas zonas boscosas como Toraja en Sulawesi , el novio ofrecía un árbol de la vida real a su novia como dote, pero la escasez de árboles y de la tierra eventualmente llevó a la ofrenda del árbol de la vida pintado en tejidos, que significa una relación eterna.
En muchas culturas diferentes árboles son objeto de culto y talarlos es considerado un tabú, esta prohibido. En Cuba, la ceiba es considerada sagrada y la siguaraya como dice la canción “no se pue' tumba”  El ciprés es sagrado en Irán. La higuera y el pipal son venerados en la tradición hindú.  El árbol de Bodhi bajo el cual Buda alcanzó la iluminación es un árbol pipal que es sagrado para los budistas. El Baobao es sagrado en África Occidental, la higuera en Etiopía, el Roble en la tradición celta, el Fresno en Escandinavia, la lima en Alemania y el Laurel en Grecia.
Por todo eso, te doy una idea, si buscas regalarle algo diferente a tu novia, a tu esposa o hasta a tu madre, puedes regalarle una  sabana india donde el diseño central es el árbol de la vida. Son hermosas, son baratas, quizas le traigan suerte, tienen detrás un profundo significado y una historia que contar, que mas se puede pedir?